FAQs

 

¿Tienes alguna pregunta? 

Escríbenos a info@intermet.es

Como es lógico, depende del tipo de estación meteorológica en la que se esté pensando. Una estación meteorológica automática completa con las variables básicas (temperatura y humedad del aire, radiación total, velocidad y dirección de viento, presión y precipitación), un registrador de datos básico y comunicación GPRS estaría entre 10K - 20K € dependiendo de la calidad del equipamiento. Hay otros muchos factores que afectan al coste. Uno es la calidad de los sensores y los accesorios. Otro factor importante es la altura de la torre. Para el viento, 10 metros es los estándar y eso resulta en un incremento importante del precio. Una torre mayor requiere un vallado de seguridad lo que se traduce en obra civil y mayores tiempos de instalación. Otros factores que pueden afectar al precio final son la localización de la instalación y la integración de medidas en el sistema del cliente.
Depende de la resolución temporal que se necesite o qué información se quiera obtener de la precipitación. Si lo que necesitas es medir la precipitación diaria, lo único que necesitas es vaciar un recipiente con lo recogido cada día. El pluviómetro tipo Hellman, estándar según la Organización Meteorológica Mundial, sería el indicado para ti. Si no puedes permitirte tener personal realizando esta tarea diariamente o quieres saber más sobre la precipitación como puede ser la intensidad, el tipo, etc., necesitas algo más sofisticado. La opción más común dentro de los métodos de medida automática es la de pluviómetro de cucharillas. Este tipo de pluviómetro es relativamente robusto y preciso pero puede dar problemas sin un correcto mantenimiento y si nieva. Dependiendo de la ubicación o de la aplicación de las medidas puede que necesites pluviómetros gravimétricos o de cuerda vibrante. Por otro lado, los disdrómetros ópticos aportan mucha información sobre el tamaño y la velocidad de las gotas.
Si definimos el tiempo de muestreo como el tiempo entre dos medidas consecutivas, una elección adecuada es fundamental para captar el fenómeno que te interesa. Un tiempo de muestreo muy corto mantendrá la CPU ocupada y consumirá mucha energía. Una frecuencia de muestreo muy baja puede hacer que el proceso que estás buscando no se pueda detectar.
Las alturas estándar según la Organización Meteorológica Mundial son 1.5 m para la temperatura y la humedad relativa del aire, 10 m para el viento, 0.5 m para precipitación y 2 m para la radiación. Estos valores pueden variar con los requerimientos específicos de cada aplicación.
Como cualquier otro tipo de sensores, los que se instalan en las estaciones meteorológicas sufren una deriva que a veces es demasiado importante como para ser ignorada. Dependiendo de las condiciones medioambientales a las que esté expuesto, los fabricantes aconsejan una calibración o el recambio cada 2-3 años. Este periodo puede prolongarse mediante un programa de control de calidad que incluya verificaciones en campo, pero este tipo de procedimientos nunca reemplazarán a la calibración.
Es lo que necesita tu estación meteorológica para vivir más tiempo, tener datos más fiables y minimizar la pérdida de datos. Paradójicamente, un buen programa de mantenimiento hace que el comportamiento de las estaciones sea tan bueno que parecen dejar de necesitarlo. Nada más lejos de la realidad!
Tu estación meteorológica te indica las condiciones pasadas y aquellas que se están dando a tiempo real. Puede incluso darse el caso de que ni siquiera te esté diciendo la verdad. Por lo tanto, no, una estación meteorológica no predice el tiempo. Sin embargo, conocer el pasado es la mejor manera de predecir el futuro, verdad?
Son las condiciones ambientales más duras. Hay algunos sensores específicos para las condiciones de montaña pero no hacen milagros! El suministro energético, la transmisión de datos, el mantenimiento, etc son cosas que se deben tener en cuenta.
A veces no se dispone de tiempo/dinero para una torre anemométrica de 100 m de altura. O tal vez no se tiene permiso para instalarla o es de difícil instalación, por ejemplo en una ubicación “offshore”. Este tipo de sensores ofrecen perfiles de viento muy precisos en menos de una hora. No hay que olvidar que miden un volumen de aire mucho mayor que un anemómetro lo que puede ser muy bueno para tu aplicación.
Definitivamente sí. Tendrás datos disponibles online que te dirán rápidamente cuando algo va mal. Aún así, no olvides visitar la instalación a menudo para el mantenimiento preventivo.
Hay varios factores que juegan un papel a este respecto. Tu sensor puede tener interferencias como la radiación solar, fuentes de calor o evaporación. La correcta exposición es crucial. Además, puedes tener errores en el datalogger, transmisión o manipulación de los datos.
Bueno, si estas interesado en el microclima del tejado entonces sí. Pero si lo que estás buscando es una ubicación representativa de las condiciones medioambientales a nivel del suelo la respuesta es: NO por favor!
Depende de tus objetivos. En primer lugar deberías definir tu horizonte de predicción. Dependiendo de eso, ciertas técnicas han resultado ser mejores que otras. La disponibilidad de datos locales también determina la eficacia de las distintas técnicas de predicción- Finalmente, la variable a predecir y el error que se está dispuesto a asumir son importantes. Tal vez, para tu aplicación, predicciones de centros como NOAA, ECMWF o agencias de meteorología locales son la mejor solución. Pero si lo que buscas es algo mucho más específico como producción de energía en un parque eólico o en una planta solar o la evapotranspiración en un campo agrícola, entonces puede que necesites un desarrollo específico. Si tienes series temporales largas de la variable a ser predicha, puede que lo más económico sea la predicción estadística. Si, por el contrario, la información disponible de la variable es muy escasa, entonces tal vez debas usar una regionalización dinámica.
Normalmente se asume que los datos procedentes de una estación meteorológica que ha costado 20K € están bien y representan el estado real de la atmósfera en un cierto momento y lugar. Desafortunadamente, esto no es siempre cierto. Obviamente, cuanto mejor ha sido diseñada e instalada, más representativos serán sus datos. Pero a veces, hay situaciones que hacen que los datos no sean reales o sean erróneos. a veces estos datos erróneos son más o menos aleatorios, otras veces no es así sesgando la climatología. A veces pueden corregirse y prevenirse y en ocasiones no. La validación es la manera científica de denominar un programa de calidad que se implementa sobre las medidas. Algunos algoritmos automáticos pueden ayudar en la tarea, pero desde nuestra experiencia pensamos que la decisión de un experto sobre la validez de un registro es necesaria.
La calibración es una cuestión muy compleja. La calibración en campo tiene la ventaja de no afectar demasiado a la completitud de los datos si se quiere mantener el mismo sensor, pero no está recomendada. En principio, sólo instituciones acreditadas pueden realizar una calibración oficial en sus laboratorios. Si no necesitas una calibración oficial y, por alguna razón, necesitas realizar una calibración en el campo entonces podemos llevar patrones de transferencia y realizar una medida en paralelo que puede dar información sobre el comportamiento de tus sensores. Si usas esos datos para cambiar la calibración de tu sensor o no es una decisión fácil. En principio, la calibración debe realizarse bajo todas las posibles condiciones (invierno, verano, lluvia, nieve, viento intenso y suave, etc), de tal manera que la medida en paralelo es lo suficientemente representativa para todas las posibles interferencias. Nosotros recomendamos medidas en paralelo con sensores nuevos y mantener los sensores antiguos el mayor tiempo posible.
Nosotros recomendamos la realización puntual de medidas en paralelo durante los mantenimientos con sensores nuevos de manera que dispongas de datos de calidad para la detección de derivas. Esto puede ayudarte a llevar a cabo una corrección de la deriva a largo plazo.
Si sólo tienes una estación de monitorización, entonces puedes usar el software del fabricante o un programa común de hoja de cálculo. Si quieres que tus datos se introduzcan en una aplicación, página web o sean enviados a usuarios, puede que necesites un desarrollo ad-hoc. Si tienes una red, entonces, tener tu propio desarrollo es la mejor opción. Copia de seguridad, gestión de inventario, documentación, fechas de calibración control del programa de mantenimiento y otras muchas cuestiones son más fácilmente realizables con un software específicamente desarrollado.

Servicios interMET

Pregúntanos

 

logo-intermet.176x48.png




Contacto


#

interMET
Sistemas y Redes S.L.U.

Cea Bermúdez, 14B, 6ºC
28003 Madrid
España

#

(+34) 915 134 867



Inicio


Empresa

Servicios

    #  #  #  #  i+d_web_3.png  #  #

Proyectos

FAQs

Contacto